A veces, perderse es la mejor manera de encontrarse.